las favoritas del 2010

Algunas licencias me he tomado en esta lista. Ante las restricciones naturales para hacerla (largometrajes estrenados en México en cartelera comercial, durante 2010), incluí películas que vi desde 2009 y, otras, desde la pequeña comodidad de mi computadora de 15 pulgadas.

1. Un Prophete (Jacques Audiard)
Emocionante y redondita. El antihéroe más entrañable del año.

2. A Serious Man (Joel and Ethan Coen)
[Favor de leer el ensayo de Alonso]

3. Das Weisse Band – El listón blanco (Michael Heneke)
Dolor, miedo y belleza. Ver esta película es imaginar a Olivier Messiaen componer Quatuor pour la fin du temps desde el campo de concentración.

4. Scott Pilgrim vs The World (Edgar Wright) / Zombieland (Ruben Fleischer) / Whip It (Drew Barrymore)
Zombies, comics, girl power y un magnífico diseño de arte en todas ellas, formaron un combo que nos recuerda que al cine pop también le podemos aplaudir de pie.

5. Toy Story 3 (Lee Unkrich)
No solo es perfecta en estructura y técnica. Toy Story 3 es el eco de nuestra infancia que reniega del olvido. Andy tiene un poco de todos nosotros y, si es que lloramos con esa despedida final, es porque nunca podremos recordar el punto de quiebre – la conversión de niños a adultos – en nuestra propia vida.

6. Where the Wild Things Are / I’m Here (Spike Jonze)
Vaya que Spike Jonze me hizo llorar en 2010. Primero, al hacer de la fábula de Maurice Sendak una tierna y tristísima reflexión sobre la soledad, el miedo, la amistad. Mi única objeción es que ‘Wake Up’, de Arcade Fire, se haya usado solo para el trailer.

Después, vimos I’m Here. Ok, es trampa porque no pudimos verla en cine. Pero este cortometraje es mucho más emotivo y bello que docenas de bodrios que hay en cartelera.

7. Disgrace (Steve Jacobs) / Le silence de Lorna (Jean Pierre y Luc Dardenne)
Jacobs y los hermanos Dardenne circundan la ambiguedad moral, la conciencia y la redención, gracias, sin caer en lecciones moralinas del bien versus el mal.

Dos historias distintas con preocupaciones paralelas. La primera, en la Sudáfrica post-apartheid; la otra, en la fría Bélgica de las mafias de migrantes. En ambas, sus personajes se topan con situaciones que plantean ciertas disyuntivas éticas. Al momento de tomar decisiones, veremos que la intuición y el instinto del profesor David, de Lucy o de Lorna (personajes de ambas cintas)  pesarán más que la disertación racional del actuar moral.

8. The Road (John Hillcoat)
Me negaba a ver esta película. Temía contaminar las imágenes de desolación fulminante y catástrofe que fui construyendo con las páginas de Cormac McCarthy. Nunca antes la ficción me había conmovido y deprimido como The Road. Cada sesión de lectura me provocaba un impulso hippie de abrazar el árbol más cercano. De los posibles futuros terribles que la ficción ha vislumbrado, este es el único que me niego a vivir.

No fue así. Hillcoat recrea con fidelidad el paisaje monocromático del mundo y del ser humano que McCarthy describe en su novela; un abatido Nick Cave logra, una vez más, un score que da las punzadas justas a un panorama ya de por sí desesperanzador; Viggo Mortensen, desvalido pero infranqueable, realiza la actuación más dolorosa [dolor que cala el cuerpo, la mente, el corazón] que vi en el año.

Puede ser que la relación del padre y el hijo raye en la extorsión sentimental pero, caray, ante esa miserable realidad, ¿qué daño puede hacer un poco de amor. de verdadero amor?

9.The Bad Lieutenant: Port of Call-New Orleans (Werner Herzog)
Increíble que sigamos creyendo que la figura del policía -del buen policía- sea el tipo justo, el guardián, el que protege nuestras desamparadas existencias. Bullshit.

Los escrúpulos salen sobrando al momento de enfrentarse con la escoria y el caos de una Nueva Orleans en resistencia. El buen poli es corrupto, patán, descarado, drogadito. El buen poli es el Terence McDonagh de Herzog en la carne de Nicolas Cage. Uno no puede más que alucinar -y bailar- junto él.

10. Moon (Duncan Jones)
La búsqueda y reflexión del ‘quién soy, a dónde voy, qué hago aquí’ parece inagotable. Sam Rockwell impecable, pero la mención hiper especial va para la gentileza de Jones de crear una ‘máquina’ (GERTY, en la voz de Kevin Spacey) amigable y radicalmente distina al HAL que todos tememos (los emoticones que usa GERTY para hacerlo ‘más humano’ son un  detallazo).

Leave a comment

Filed under Uncategorized

eternal sunshine of the spotless mind/for no one, dry your eyes, no distance left to run

eternal sunshine of the spotless mind

Por D

Hay amores que regresan. Amores que nos atraen como imanes. En el trabajo, en el supermercado, en la soledad de un restaurante congestionado. Cuando un olor, una canción o un lugar nos oprimen el pecho hasta obligarnos cambiar de rumbo. Amores sin nombre. Que hemos olvidado, que nos han olvidado. Y no hay tristeza más grande saber que se perdieron con la lluvia del invierno. Pero los amores, los importantes, siempre regresan, se reencuentran. No existen los recuerdos pero la piel también tiene memoria. Sólo un roce, el más tenue.
Quisiera borrarte para siempre. No haberte conocido. Pero entonces, a dónde se van los poemas absurdos (inconclusos), las miradas por la mañana (mejores que el café), los secretos bajo la sábana (los más tristes), las peleas (pretextos de la pasión). Dónde cuelgo el vacío que llenaron tus brazos cansados, dónde poner a secar tu risa. No. Quizá, una oportunidad más. Porque lo que más odio de ti es lo que más me atrae, como aquella sudadera naranja. Porque no puedo ver nada que no me guste de ti. En el proceso de olvidar es donde se aferra más tu recuerdo.

Borrar la memoria. Deshacernos de personas, de momentos. De recuerdos, todos. Los felices y amargos. Borrar a una persona para volverla a encontrar. Eternal sunshine of the spotless mind (Michel Gondy, 2004) es de esas películas entrañables. Consentida de los emos irremediables y reconocida por los exquisitos del cine gracias al artificioso guión de Charlie Kaufman y los recursos atractivos aprendidos por Gondry en la escuela MTV. Una historia donde el tiempo, el espacio y la memoria están en constante mutación (la mente y su comportamiento, a fin de cuentas). Los miedos y los deseos más oscuros (borrar tu memoria es una idea perversa) se materializan en una historia onírica, donde las caras se deforman como masa de plastilina, las casas se caen a pedazos y el oleaje del mar inhunda el último recuerdo, el más feliz.

For No One – The Beatles / Dry Your Eyes – The Streets / No Distance Left To Run – Blur

Por R

Para Andrea

Cuando una relación tan intensa termina, hay muchas cosas que pasan por la mente, pero, ¿realmente hay que olvidar a la persona?, ¿vale la pena olvidar los momentos más hermosos para olvidar los dolorosos? O en otras palabras, ¿lo malo fué más fuerte que lo bueno?
No lo creo.
Estas tres canciones hablan sobre la pérdida, sobre el olvido del amor, sobre el hecho de que algo tan grande y tan fuerte parece simplemente desvanecer sin razón lógica, y cuando lo notas ya es muy tarde. Ella lo olvidó, olvidó lo que sentía.
Lo único que queda, es pensar en qué vale la pena olvidar, y sólo hay una cosa, y no son las peleas, ni las discusiones, ni los momentos incómodos, lo único que quieres borrar de su mente es el momento en el que ella olvidó el amor, el momento en el que lo dejó de sentir.
Quisiera borrar ESO de tu mente, no borrarme, ni borrarte de la mía. Olvidar el olvido. El momento más triste.

      1. For no one – The beatles

 

      Your day breaks, your mind aches

 

      You find that all her words of kindness linger on

 

      When she no longer needs you

 

      She wakes up, she makes up

 

      She takes her time and doesn’t feel she has to hurry

 

      She no longer needs you

 

      And in her eyes you see nothing

 

      No sign of love behind the tears

 

      Cried for no one

 

      A love that should have lasted years

 

      You want her, you need her

 

      And yet you don’t believe her when she says her love is dead

 

      You think she needs you

 

      And in her eyes you see nothing

 

      No sign of love behind the tears

 

      Cried for no one

 

      A love that should have lasted years

 

      You stay home, she goes out

 

      She says that long ago she knew someone but now he’s gone

 

      She doesn’t need him

 

      Your day breaks, your mind aches

 

      There will be times when all the things she said will fill your head

 

      You won’t forget her

 

      And in her eyes you see nothing

 

      No sign of love behind the tears

 

      Cried for no one

 

    A love that should have lasted years
      2. Dry your eyes – The Streets

 

      In one single moment your whole life can turn ’round

 

      I stand there for a minute starin’ straight into the ground

 

      Lookin’ to the left slightly, then lookin’ back down

 

      World feels like it’s caved in – proper sorry frown

 

      Please let me show you where we could only just be, for us

 

      I can change and I can grow or we could adjust

 

      The wicked thing about us is we always have trust

 

      We can even have an open relationship, if you must

 

      I look at her she stares almost straight back at me

 

      But her eyes glaze over like she’s lookin’ straight through me

 

      Then her eyes must have closed for what seems an eternity

 

      When they open up she’s lookin’ down at her feet

 

      Dry your eyes mate

 

      I know it’s hard to take but her mind has been made up

 

      There’s plenty more fish in the sea

 

      Dry your eyes mate

 

      I know you want to make her see how much this pain hurts

 

      But you’ve got to walk away now

 

      It’s over

 

      So then I move my hand up from down by my side

 

      It’s shakin’, my life is crashin’ before my eyes

 

      Turn the palm of my hand up to face the skies

 

      Touch the bottom of her chin and let out a sigh

 

      ‘Cause I can’t imagine my life without you and me

 

      There’s things I can’t imagine doin’, things I can’t imagine seein’

 

      It weren’t supposed to be easy, surely

 

      Please, please, I beg you please

 

      She brings her hands up towards where my hands rested

 

      She wraps her fingers round mine with the softness she’s blessed with

 

      She peels away my fingers, looks at me and then gestures

 

      By pushin’ my hand away to my chest, from hers

 

      Dry your eyes mate

 

      I know it’s hard to take but her mind has been made up

 

      There’s plenty more fish in the sea

 

      Dry your eyes mate

 

      I know you want to make her see how much this pain hurts

 

      But you’ve got to walk away now

 

      It’s over

 

      And I’m just standin’ there, I can’t say a word

 

      ‘Cause everythin’s just gone

 

      I’ve got nothin’

 

      Absolutely nothin’

 

      Tryin’ to pull her close out of bare desperation

 

      Put my arms around her tryin’ to change what she’s sayin’

 

      Pull my head level with hers so she might engage in

 

      Look into her eyes to make her listen again

 

      I’m not gonna fuckin’, just fuckin’ leave it all now

 

      ‘Cause you said it’d be forever and that was your vow

 

      And you’re gonna let our things simply crash and fall down

 

      You’re well out of order now, this is well out of town

 

      She pulls away, my arms are tightly clamped round her waist

 

      Gently pushes me back and she looks at me straight

 

      Turns around so she’s now got her back to my face

 

      Takes one step forward, looks back, and then walks away

 

      Dry your eyes mate

 

      I know it’s hard to take but her mind has been made up

 

      There’s plenty more fish in the sea

 

      Dry your eyes mate

 

      I know you want to make her see how much this pain hurts

 

      But you’ve got to walk away now

 

      It’s over

 

      I know in the past I’ve found it hard to say

 

      Tellin’ you things, but not tellin’ straight

 

      But the more I pull on your hand and say

 

      The more you pull away

 

      Dry your eyes mate

 

      I know it’s hard to take but her mind has been made up

 

      There’s plenty more fish in the sea

 

      Dry your eyes mate

 

      I know you want to make her see how much this pain hurts

 

    But you’ve got to walk away now.
      3. No distance left to run – Blur

 

      Its over

 

      You dont need to tell me

 

      I hope youre with someone who makes you

 

      Feel safe in your sleeping tonight

 

      I wont kill myself, trying to stay in your life

 

      I got no distance left to run

 

      When you see me

 

      Please turn your back and walk away

 

      I dont want to see you

 

      Cos I know the dreams that you keep is wearing me

 

      When your coming down, think of me here

 

      I got no distance left to run

 

      Its over, I knew it would end this way

 

      I hope youre with someone who makes you feel

 

      That this life is the night

 

      And it settles down, stays around

 

      Spends more time with you

 

    I got no distance left to run

13 Comments

Filed under blur, michel gondry, the beatles, the streets

paris, texas/neither heaven nor space

paris, texas

Por

Del desierto emerges. Del páramo terrible, impávido y distante. Cuántos soles te han visto pasar. Cuántas lágrimas y recuerdos ausentes. Cuánto silencio. Te aferras al camino y a una fotografía. Regresas del olvido, de aquel lugar que soñaste, donde ocultaste nombre y cicatrices que no sanaron. Pero regresas y lo encuentras. La felicidad te reconoce temeroso como un niño de ocho años. El tiempo es brumoso y agotador. Pero contiúas, continúas.
Travis, el de mirada confusa. El del eterno viaje. El hombre al que el sueño abandonó de repente. El que se confiesa protegido por un cristal. Sumergido en la sombra le habla a ella, la de la sonrisa más triste. Relata su historia y ella lo busca en su reflejo.

Paris, Texas (Wim Wenders, 1984). Ese terruño inerme con el que Travis sueña y anhela. Sólo polvo y el deseo de un hogar. Un hombre que abandonó a su familia ante la incapacidad de cuidarlos como él cree que merecen. El misterio que encierra su silencio y su camino errático se va aclarando a lo largo del viaje que no termina. Porque Travis siempre está viajando. A la redención, hacia el único lugar donde creyó que sería feliz, el que hace para reunir a las dos personas que ama y a las que deberá de abandonar de nuevo, porque el viaje a su interior es un viaje que no cesa.

neither heaven nor space, nada surf

Por R

Tan callado, el desierto, la soledad, el hecho de haber dejado todo y estar perdido en un limbo creado por tí mismo que no es el cielo ni el espacio, simplemente está elevado. Ves a la luna y parece estar rodeada de luz y amor, cosas de las que uno no puede tener suficiente, la razón para las desiciones equivocadas tomadas y ese aislamiento de toda la gente que duerme profundamente, a quienes los meses se les van como semanas.
Pero muy lentamente te vas encontrando y te van encontrando, hasta darte cuenta de nuevo de lo que es importante en tu vida y empiezas a tratar con todas tus fuerzas y posibilidades a llenar ese hoyo, pero el aire se te acaba y te hundes. Pero si esperas sentado lo suficiente, puedes ver las cosas más claramente, sentir que las cosas regresan a donde deben de estar, puedes escuchar los trenes fantasmas tomar su camimo rápidamente, al igual que tu vida, como si la velocidad de la ciudad estuviera sólo en tu cabeza. Y así  llega la respuesta que esperas, lo que te hace correr hacia lo que necesitas sabiendo que es seguro encontrarla sin saber dónde aún. La encuentras, sabes dónde está y cómo está, pero sigue sin ser lo que buscas, como si la coca fuera lo más cerca que se puede estar del azúcar. Pero lentamente, sigues intentando llenar ese vacío, el aire se acaba y te hundes, hasta que encuentras la forma de que todo salga bien, llenas el vacío que había en lo más importante de tu vida, sin embargo tú no cabes ahí y te vas.
Tan callado, no es el cielo ni el espacio, simplemente está elevado y la luna parece estar rodeada de luz y amor, cosas de las que nunca puedes tener suficiente. Aunque las hayas dejado ir.

    So quiet
    It’s neither heaven nor space, it’s just high
    And the ring around the moon
    looks like light and love
    Neither of which I get enough of
    Down there
    Where alot of people lie, In a deep sleep
    And months on end go by, in a single week
    Down there
    But much too slow
    Can’t you see I’m trying so hard to plug up this hole
    The air is running out we’re sinking much too low
    And if you sit long enough
    you can hear ghost trains
    As if the city speed
    is just in our brains
    And coke’s as close as we get to sugar cane
    Down there
    But much too slow
    Can’t you see I’m trying so hard to plug up this hole,
    The air is running out we’re sinking much too low
    So quiet, So quiet
    It’s neither heaven nor space, It’s just high
    And the ring around the moon
    Looks like light and love
    Neither of which I get enough of
    Neither of which I get enough of

Leave a comment

Filed under nada surf, wim wenders

lost in translation/風をあつめて

lost in translation

Por D

en el silencio la emoción. en las miradas cómplices, en los abrazos y el llanto contenido. el silencio infinito en la habitación de un hotel, en un bar o en el corazón de una ciudad transitada por millones de personas. intentar dormir, con un desconocido al lado. pero el sueño te ha abandonado, y no sabes qué quieres, quién eres. buscas voces familiares, algún amigo, pero las llamadas de larga distancia pueden ser tan frías como aquel templo budista, como esa habitación donde pasas días enteros junto a una ventana, con la infitita ciudad frente a ti.
¿puede compartirse la soledad? ¿puede alguien reconocer su vacío existencial en la mirada de alguien más?
quizá, si eres afortunado. entonces, ese silencio dejará de ser abrumador. porque es en las miradas donde enccontrarás las palabras elocuentes, los sentimientos que creíste olvidados. no importa la edad, a los 26 o a los cincuenta y tantos. la soledad nunca te abandonará, ni en los escapes geográficos ni rodeado de amigos. permanece, pero cuando sientes una caricia sutil en el pie, y logras dormir, es porque la vida te ha otorgado una tregua.

si el vacío existencial es la enfermedad de la vida posmoderna, bob y charlotte son entonces un par de casos clínicos de este mal.
charlotte, una veinteañera que no sabe qué hacer de su vida, recién casada con un fotógrafo. bob, un famoso actor de mediana edad, aburrido de su trabajo y de un matrimonio que sólo se sostiene por la costumbre. japón es un tercer personaje, un mutante que se divide entre su afán por adoptar la vida de occidente hasta llevarla al extremo y el país que aún se aferra a su historia y tradiciones.
acostumbrados a un cine gringo que antepone la acción y el diálogo, lost in translation, segundo largometraje de sofia coppola, se centra en la inacción, en el silencio de largas tomas, en diálogos mínimos… la versión pop de angelopoulos y bergman. aunque la exploración del alma humana puede ser ligera, es casi inevitable no sentir empatía por los personajes de coppola, y es que hay momentos en que no sabemos si nuestros sentimientos nos pertenecen, o los hemos hurtado de la pantalla. es por eso que creemos saber con exactitud las palabras de un susurro, aún sin escucharlas.

風をあつめて

Por R 

Esta canción habla sobre las cosas que pueden pasar en un día y al mismo tiempo no representan nada y representan todo, aquellos detalles que hacen que un día valga la pena y cómo tomarlos para sacarles provecho.

街のはずれの, happy end
背のびした路次(ろじ)を 散歩してたら
汚点(しみ)だらけの靄(もや)ごしに
起きぬけの露面(ろめん)電車が
海を渡るのが 見えたんです
それで ぼくも
風をあつめて 風をあつめて
蒼空(あおぞら)を翔(か)けたいんです
蒼空を

とても素適な
昧爽(あさあけ)どきを 通り抜けてたら
伽藍(がらん)とした 防波堤ごしに
緋色(ひいろ)の帆を掲げた都市が
碇泊(ていはく)してるのが 見えたんです
それで ぼくも
風をあつめて 風をあつめて
蒼空を翔けたいんです
蒼空を

人気(ひとけ)のない
朝の珈琲屋で 暇をつぶしてたら
ひび割れた 玻瑠(ガラス)ごしに
摩天楼の衣擦れが
鋪道(ほどう)をひたすのを見たんです
それで ぼくも
風をあつめて 風をあつめて
蒼空を翔けたいんです
蒼空を

4 Comments

Filed under happy end, sofia coppola

the royal tenenbaums/needle in the hay

the royal tenenbaums

Por D

Familias disfuncionales… Como si hubieran de otro tipo. Que te joden la vida. Una casa donde conviven desconocidos en habitaciones que funcionan como refugios contra la soledad insoportable que se puede sentir en una mesa a la hora de la cena, donde quisieras escupir lágrimas y reclamos. Pero no lo haces. Y entonces la sonrisa que solías tener se convierte en una mirada frustrada, perdida en la nostalgia. Y te escondes dentro de esos muros, rodeado de recuerdos infantiles, a repasar la colección de canciones que te hunden más. O bien, eliges un escape geográfico lejos de la presión de sí, querer vivir como se te da la gana, pero con el fantasma de ser un fracaso, de que en los ojos de tus cosanguíneos nunca verás un resquicio de respeto. Pero es ahí, a cientos de millas de distancia, donde la punzada en el estómago duele más. Porque esa casa fría y sola es el centro gravitacional que le da sentido a tu existencia. Porque cien años de psicoanálisis no pueden estar equivocados. Tú eres tu madre, tu padre y tus hermanos. Y los amas y los odias.

Así puede ser tu familia, la mía. Así es la familia Tenenbaum. Dirigida por Wes Anderson, uno de los cineastas jóvenes que se han convertido “de culto” entre los amantes del cine sundance, The Royal Tenenbaums es la historia de una sofisticada familia neoyorkina de genios fracasados (que se aleja del prototipo de la típica familia estadounidense de clase media a la que estamos acostubrados). Una historia que gira alrededor de los intentos nada ortodoxos del padre Royal por reconciliarse con la familia que parece no perdonarle su abandono físico y emocional. Cada personaje es un coctel de conflictos de personalidad, de tristeza abrumadora y la monotonía existencial que se representa en su vestimenta, siempre igual. Personajes que no muestran pasión alguna, no porque esté contenida, sino porque fue muriendo. Es la relación que surge entre Royal y sus dos nietos la que regresa la esperanza perdida.

Al final, todos queremos ser un Tenenbaum.

needle in the hay

Por R

Hay canciones que definen a una película, que no sólo suenan bien en el momento de una escena, sino que también reflejan el sentimiento del personaje a través de la vida del intérprete de esa canción.
Los padres de Elliott Smith se divorciaron cuando él era muy pequeño y se refugió en las canciones de The Beatles (mmmm….suena familiar) para después escribir sus propias canciones en Heatmiser (GRANDES!!!) y posteriormente en solitario cambiando el refugio por alcohol y drogas.
Dos vidas unidas por una escena, Richie Tenenbaum y Elliott Smith
Richie intenta suicidarse en el baño al darse cuenta de que el amor por su hermana adoptiva no es normal, su mejor amigo lo sabe, ella está casada y nada de eso importa, simplemente las cosas pierden sentido, corta su barba, su cabello y sus venas.

    Your hand on his arm
    Haystack charm around your neck
    Strung out and thin
    Calling some friend, trying to cash some check
    He’s acting dumb
    That’s what you’ve come to expect
    Needle in the hay
    Needle in the hay
    Needle in the hay
    Needle in the hay
    He’s wearing your clothes
    Head down to toes, a reaction to you
    You say you know what he did
    But you idiot kid, you don’t have a clue
    Sometimes they just get caught in the eye, you’re pulling him through
    Needle in the hay
    Needle in the hay

Elliott Smith, después de mucho alcohol, drogas y antidepresivos se encuentra en su casa, rehabilitado, con su novia, a punto de terminar un disco nuevo; ella entra al baño, sale y lo encuentra con dos puñaladas en el estómago, para después morir en el hospital.

    Needle in the hay
    Needle in the hay
    Now on the bus
    Nearly touching this dirty retreat
    Falling out 6th and powell, a dead sweat in my teeth
    Gonna walk walk walk
    Four more blocks, plus the one in my brain
    Down downstairs to the man, he’s gonna make it all okay
    I can’t beat myself
    I can’t beat myself
    And I don’t want to talk
    I’m taking the cure
    So I can be quiet wherever I want
    So leave me alone
    You ought to be proud that I’m getting good marks
    Needle in the hay
    Needle in the hay
    Needle in the hay
    Needle in the hay

Dos vidas y dos suicidios unidos por una canción, un paralelismo no planeado por el director ya que la película es del 2001 y Elliott Smith se suicidó en el 2003, sin embargo parece que hubiera pasado al mismo tiempo. La canción hizo su trabajo, unió una escena y dos vidas: una real y una ficticia; la elección perfecta para una escena, definitivamente Wes Anderson encontró la aguja en el pajar.

3 Comments

Filed under elliott smith, wes anderson

un chien andalou/debaser

un chien andalou

Por D

Todos somos perros. Ciegos de pasión, ante un desfile de sucesos incomprensibles, ridículos, oníricos. El ojo cercenado por una navaja mientras una nube hace lo mismo con la luna, miles de hormigas que salen de una mano, un asno putrefacto sobre un piano, dos sacerdotes, libros que se convierten en armas (y es que lo son), una mariposa/calavera y Wagner de fondo: significa nada y significa todo. Como el amor. Como los sueños. El amor es un sueño. Incomprensible, inevitable. Atemporal: Comienza como todas las historias, “Érase una vez”, y después, el tiempo es sólo una ilusión. Ocho años después, hacia las tres de la madrugada, en la primavera…
Y el destino es fatal: Ciegos, con los vestidos desgarrados, devorados por los rayos del sol y un enjambre de insectos.

Es el perro andaluz, película que se convirtió en estandarte del movimiento surrealista del París de los cincuenta. Cualquier adjetivo que utilice para describirla sería un ejercicio yermo, los clichés abundarían como las sensaciones y cuestionamientos que surgen al verla por primera vez. El análisis, descartado. El mismo Freud dudaría.
Nunca la encontraremos incluida en las listas de las mejores películas de la historia, no es posible categorizarla de esa forma. Sin embargo, el ojo cortado a la mitad con una navaja de afeitar resultó ser una alegoría fiel de lo que representó para el cine: El “abrir” la mirada para liberarla.
Lo único que resta ante esta obra, producto de la colaboración de los españoles Luis Buñuel y Salvador Dalí, es aplaudir ante la genialidad. Sí, la locura y la creación impulsada por la poesía del azar son geniales.

debaser

Por R

Tenía dos opciones para este post: Dalí de Mecano o Debaser de Pixies…ja!
Esta canción de los pixies, que venía en el álbum Doolitle del 89, se ha convertido en una de sus canciones más emblemáticas, sin reflejar ningún tipo de sentimientos como los que convirtieron a Cobain en un ícono pop en ese año, sólo expresando la emoción provocada por una película, por una escena, por un concepto. Los pixies convierten las imágenes de Buñuel en acordes memorables, que años después convertirían a debaser y a los pixies en una banda de culto inspirando a millones de personas a formar las bandas de las que compramos discos cada semana, de la misma manera que Buñuel inspiró a los directores de los que vemos películas cada semana en el cine. Una canción de culto inspirada por una película de culto, sin pretenciones de por medio, eso es Debaser.

    Got me a movie
    I want you to know
    Slicing up eyeballs
    I want you to know
    Girlie so groovy
    I want you to know
    Dont know about you
    But I am un chien andalusia
    Wanna grow
    Up to be
    Be a debaser, debaser
    Got me a movie
    Ha ha ha ho
    Slicing up eyeballs
    Ha ha ha ho
    Girlie so groovie
    Ha ha ha ho
    Dont know about you
    But I am un chien andalusia

3 Comments

Filed under luis buñuel, pixies, salvador dalí